Comparar listados

Las buenas prácticas de una valoración inmobiliaria

valoraciones

1

No a inflar los precios de los inmuebles
Nos hemos encontrado con muchos pisos que, por culpa de malas valoraciones, han llegado a nuestra empresa, después de estar en el mercado de alquiler más de 6 meses o en el mercado de venta más de un año. Queremos defender que nos gusta trabajar con ciertas normas a la hora de llevar a cabo algo tan serio como valorar para después vender o alquilar una propiedad.

2

No nos ganemos al PROPIETARIO a corto plazo
con precios atractivos y altos para despertar su interés.

3

Seamos objetivos a la hora de hacer una valoración
Seamos analíticos con las valoraciones, una vez acordemos el precio junto con el propietario, podremos ser entusiastas con la venta, preparando argumentos y campañas publicitarias.

4

Basemos la valoración en nuestro conocimiento
Las personas que se dedican a valorar en nuestra empresa, llevan más de 10 años desarrollando este trabajo; internet no lo es todo. ¿Acaso el mundo virtual te dice a cuánto se ha vendido finalmente?

5

Seamos rigurosos con nuestros clientes
Una vivienda, muchas veces, representa la vida de una persona. Sepamos valorar su subjetividad y demos argumentos para demostrar nuestra teoría.

6

La comunicación es la base de cualquier relación de negocios
Informemos al propietario de nuestros movimientos y enseñémosle a competir y a superar en presentación y atractivo a otros pisos similares.

7

Un buen producto es aquel que se presenta de la mejor manera posible
y está demostrado que esto acelera las posibles propuestas. Un cliente exigente, por norma general, cumple con lo pactado. Si queremos un cliente de calidad, exijamos al vendedor calidad.

8

Sepamos adaptarnos a las circunstancias de la propiedad
No todos los propietarios quieren vender a corto plazo y algunos necesitan la escuela de la experiencia para poder darse cuenta de la realidad. Seamos correctos con la propiedad, pero también exijamos recompensa por ese trabajo.

9

Hagamos partícipes a los propietarios de las propuestas
Aunque en algunos casos tendremos que utilizar la barrera de la “no comunicación” para frenar propuestas fuera de la ética profesional, nuestro objetivo es proteger los intereses de la propiedad frente a “oportunistas”. Nuestra forma de negociar incita a sacar siempre beneficio de cada operación que se realice. Intentemos inculcar que el producto esté a precio de mercado.

ISABEL OSORIO
DIRECTORA GENERAL
img

Atipika

Si continua utilizando este sitio acepta el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar